Vitamina C y E, potente antioxidante

La vitamina E es un compendio de ocho moléculas, que se dividen en dos categorías: tocoferoles y tocotrienoles. El α-tocoferol funciona como un antioxidante [1] liposoluble. Las grasas, las cuales son una parte integral de todas las membranas celulares, son vulnerables al daño de los radicales libres. El α-tocoferol sirve para interceptar los radicales y así prevenir una reacción en cadena de la oxidación de los lípidos. Cuando una molécula de α-tocoferol neutraliza un radical libre, esta es oxidada y su capacidad antioxidante se pierde.

Vitamina C y E

Los fumadores activos de tabaco [2], por ejemplo, sufren la pérdida de vitamina E [3] más rápidamente que ocasiona un estrés oxidativo mayor. Pueden sufrir deficiencia de vitamina E también personas con síndromes de malabsorción de grasas, los cuales perjudican la absorción de grasas de la dieta y por consiguiente las vitaminas liposolubles con la vitamina E, personas malnutridas por vivir en la indigencia, personas mayores desatendidas o personas que coman nada más que comida procesada.

La combinación de vitamina C y E se comercializa como un potente antioxidante para todo tipo de personas pero sobre todo para los fumadores pues la vitamina C es conocida por regenerar vitamina E de su forma oxidada. Tomar suplementación de vitamina C de unos 500 mg, dos veces al día, durante 2 semanas más vitamina E, normalizaría las tasas de desaparición de alfa y gamma-tocoferol en los fumadores activos y en todas aquellas personas susceptibles de padecer pérdida de vitamina E.

La vitamina C junto a la vitamina E funciona de la siguiente manera; La vitamina C es un potente agente reductor [4], esto significa que fácilmente dona electrones a moléculas receptoras pues ayuda a la vitamina E a recuperar su capacidad antioxidante. Cuando la vitamina E se oxida pierde electrones pero, a su vez,  la vitamina C le da electrones [5]. Esto es conocido como reacción redox, cualquier reacción en la que se pierden electrones de un átomo o molécula y se transfieren hacia otro átomo o molécula.

Referencias