Cómo tomar la vitamina C. Tipos y dosis recomendadas

Hay dos maneras de usar vitamina C; en la piel como tratamiento para el daño causado por el sol y los radicales libres en la piel y como tratamiento interno, bebida, en pastillas o intravenosa. La ingesta diaria recomendada (IDR) de vitamina C es de 100 a 200 mg al día. Esto lo podemos lograr  fácilmente a través de la dieta, consumiendo alimentos ricos en vitamina C, por lo que la suplementación de dosis tan bajas generalmente es innecesaria.

Como tomar vitamina C

Las dosis más altas de vitamina C, que pueden ser hasta 2.000 mg, se utilizan para apoyar el sistema inmune, tanto para los atletas de alto rendimiento o para reducir la duración del resfriado común.

Vitamina C suplementos y cosmética

Ya sabemos que la mejor vitamina C es la que podemos extraer de las frutas y verduras pero cuando esto no es posible los complejos de vitamina C son un gran recurso. Los suplementos que compramos [1] suelen tener vitamina C como ácido ascórbico. Este tiene una biodisponibilidad parecido al del ácido ascórbico que nos proporcionan los alimentos con vitamina C como la papaya, el brócoli o las fresas (ver alimentos con vitamina C).

Hay otros suplementos [2] que en vez de llevar ácido ascórbico llevan ascorbato de sodio o ascorbato de calcio  otros minerales ascorbatos o ácido ascórbico con bioflavonoides pero se recomienda tomar ácido ascórbico puro pues su costo es menor y tiene unos resultados muy parecidos a los de los otros complejos de vitamina C.

  • Crema con vitamina C: La vitamina C tópica se usa normalmente para combatir el fotoenvejecimiento. Su poder antioxidante  fortalece la piel y le aporta la hidratación diaria que necesita. La vitamina C en crema es un producto básico para los tratamientos de luminosidad ya que unifica el tono de la piel. Aumenta la producción de colágeno y L-carnitina por lo que ayuda a proteger la elasticidad de la piel y los daños realizados por los radicales libres.
  • Vitamina C ampollas:  La biodisponibilidad de la vitamina C en la piel después de una ingesta oral es muy limitada, lo que explica porqué es importante aplicarla de manera local. La vitamina C en tratamiento facial  C en forma de vitamina C líquida ayudan a tratar las arrugas y la pérdida de elasticidad más en profundidad porque usan una tecnología en la que encapsulan los liposomas y así consiguen penetrar en la piel combatiendo los radicales libres. la vitamina C líquida se usan como tratamiento de choque para pieles envejecidas y secas por la exposición al sol.
  • Vitamina C inyectable: O vitamina C intravenosa, se usa en casos muy especiales. Se puede usar como tratamiento para los efectos secundarios de la quimioterapia [3][4] en enfermos con cáncer. También se usa en casos graves de falta de vitamina C, cuando la administración oral no es factible o en casos de trastornos de la absorción, anorexia, demencia o alzheimer.Vitamina C inyectable
  • Vitamina C intravenosa: Se usa éste método como preventivo anti cáncer. Ayuda a prevenir la activación de células cancerígenas en el organismo, al inyectarse se asimila mejor, y actúa de forma más rápida, aumentando las defensas del sistema inmune, erradicando las toxinas y agentes contaminantes presentes.
  • Vitamina C pura: La vitamina C pura no es nada más y nada menos que una suplementación de ácido ascórbico sin nada más.
  • Vitamina C gotas: Esta versión de vitamina C en gotas se usa como tratamiento para la diabetes mellitus y las enfermedades coronarias asociadas a esta enfermedad. Si se toma en exceso puede producir diarrea, por ello se recomienda tomar la dosis adecuada. También son ideales para tomar con el desayuno, en invierno, para evitar los resfriados.
  • Vitamina C comprimidos: Normalmente, los comprimidos de vitamina C contienen concentración elevada de ácido ascórbico, entre 750 mg y 1000 mg. Se recomienda tomar esta versión de ácido ascórbico solo en momentos puntuales como por ejemplo en invierno, para curar o para prevenir resfriados en casos tan extremos como los pacientes de cáncer que se están tratando con quimioterapia, pues su sistema inmune está en muy baja forma y necesitan un complemento para pasar el invierno.
  • Vitamina C orgánica: Cuando los productores de vitamina C se refieren a esta como orgánica no se están refiriendo a que es de cultivo orgánico puesto que el ácido ascórbico se genera en un laboratorio, con compuestos orgánicos pero de manera química. Se refieren a que este tipo de comprimidos se liberan poco a poco en el cuerpo, es vitamina C retardada. Estos son ideales para gente que come mal y lleva una vida poco saludable.
  • Vitamina C en polvo: Es soluble al agua y es la manera más económica de consumir suplementos de ácido ascórbico. La dosis diaria de vitamina C se deben consumir entre 1 y 3 gramos diarios. En pequeñas ingestas repartidas durante el día pues está comprobado que es más beneficioso y se absorbe mejor que una sola dosis.
  • Vitamina C cápsulas: Este complejo de vitamina C es apto para veganos pues es 100% producto vegetal, desde los recubrimientos hasta los compuestos. Dada cápsula de vitamina C contiene entre 300 y 500 mg y recomiendan tomar de una a dos cápsulas al día, dependiendo del fabricante y la afección que se padezca.
  • Vitamina C liposomal: La vitamina C liposomal pasa al estómago directamente, es absorbida por los intestinos y por eso actúa tan bien a nivel celular. Se puede aplicar en la piel pùes la absorbe sin problemas.Tiene una biodisponibilidad de hasta 15 veces más que la de otras formas de Vitamina C. La disponibilidad en las formas orales cuando se administra una cantidad de 1000 mg suele ser de 50 a 150 mg; una cantidad de 1000 mg por infusión suele ser de 600 a 700 mg; en el caso de la oral liposomal, 1000 mg nos dejan disponibles una cantidad de 900 a 950 mg. Tiene un sabor poco agradable por lo que se recomienda tomar con zumos.
  • Vitamina C y E: Como ya hemos explicado en el apartado llamado Vitamina C y E, potente antioxidante, se vende como un potente antioxidante para todo tipo de personas pero sobre todo para los fumadores pues la vitamina C es conocida por regenerar la vitamina E de su forma oxidada. Tomar suplementación de vitamina  C de unos 500 mg, dos veces al día, durante 2 semanas más vitamina E, normalizaría las tasas de desaparición de alfa y gamma-tocoferol en los fumadores activos y en todas aquellas personas susceptibles de padecer pérdida de vitamina E.

Vitamina C y E

  • Vitamina C y Zinc: La vitamina C y zinc se comercializa también como un potente cóctel potenciador de antioxidantes. La vitamina C como ya sabemos, actúa un potente antioxidante natural pues estimula la producción de colágeno y L-carnitina. El zinc es un mineral esencial que actúa como antioxidante pero también  interviene en el metabolismo de las proteínas y estimula la actividad enzimática.
  • Vitamina C y hierro: La combinación de vitamina C y hierro hace que aprovechemos mejor los nutrientes. La vitamina C aumenta la absorción de hierro y el hierro es esencial para que se produzca una buena oxigenación de los tejidos y para luchar contra la celulitis. Por tanto podemos usar la vitamina C para fitness y ejercicios duros de adelgazamiento y tonificación.
  • Vitamina C con flavonoides: Los bioflavonoides o vitamina P, son nutrientes esenciales antioxidantes. Polifenoles orgánicos que están presentes en los cítricos y actúan como antioxidantes y junto la vitamina C ayudan a aumentar el sistema inmune y prevenir el envejecimiento prematuro.
  • Vitamina C no ácida: Este tipo de vitamina es suave, no tiene colorantes artificiales, aromas o edulcorantes o excipientes innecesarios. Las cápsulas están fabricada con celulosa vegetal por lo que es ideal para veganos, kosher y celíacos. Tiene un sabor suave y no es ácida por lo que no provoca alteraciones digestivas.

Vitamina C precio. ¿Dónde comprar vitamina C?

Si queremos comprar vitamina C podemos hacerlo de varias maneras. La podemos encontrar un herboristería o tienda dietética. Si la compramos en alguna de estas dos nos aseguraremos que lo que estamos comprando es de calidad y podemos pedir ayuda de a los profesionales que trabajan allí para comprar la forma más adecuada de vitamina C para nuestro caso. Es la mejor opción para indecisos.

Vitamina C en polvoSi tenemos bien claro lo que queremos podemos comprar la vitamina C online. Debemos leer bien la letra pequeña pues en las etiqueta viene especificado todos los ingredientes y fórmula de los productos. Esta opción también será casi siempre más barata.

Los precios de la vitamina C varían dependiendo de dónde la compremos y que tipo de vitamina C elijamos. Como hemos dicho, si la compramos online normalmente los precios son más bajos que en las tiendas físicas.

El precio también varía según el tipo que queramos comprar. La vitamina C en polvo es la opción más barata dentro de los suplementos y la vitamina C en cápsulas o la vitamina C liposomal unas de las más caras. La vitamina C cosmética, tanto la crema como las cápsulas faciales oscilan dentro del mismo rango de precio.

Referencias

Saber mas: